La nutrición va más allá del comer — Vida en movimiento

Cita

Comer es esencial para la vida. Pero sin duda alguna, la nutrición va más allá del comer. Además, la acción de comer es solo una parte. Luego está el proceso de la digestión, cuando realmente la comida te nutre, donde se descomponen los alimentos y los compuestos son absorbidos y asimilados por el organismo. Pero […]

a través de La nutrición va más allá del comer — Vida en movimiento

“La nutrición va más allá del comer”; una perspectiva holística y fundamentada acerca de lo que es la nutrición y como trasciende la omnipresente alimentación.

A lo largo de la historia, el trabajo etnográfico ha podido constatar como en diferentes culturas a lo largo y ancho del globo, se ha dado cuenta de esta cuestión, de cómo la nutrición es percibida y significada en sus múltiples facetas, siendo la occidental moderna, la nuestra, una verdadera excepción por su  simpleza, o más bien por su cerrazón de miras.

Nada que sorprenda a aquel que ya ha reflexionado previamente acerca del carácter epistemológico de las ciencias naturales y el saber científico tal y como se ha constituido a partir de la síntesis de Bacon y Newton. Un saber que ha aportado grandes conocimientos sin los cuáles, no cabe duda, que hoy la salud, al menos en su aspecto paliativo e intervencionista, sería infinitamente peor. No obstante, también es un saber basado en la especialización, que compartimenta la realidad y la trata pormenorizadamente obviando muchas veces, la complejidad interrelacional que el cuerpo mantiene con el entorno, de la que su salud depende.

Efectivamente nutrición no es sólo alimentación, existe una diversidad ingente de factores y elementos que nos nutren, de los que lamentablemente, nuestra cultura, no da cuenta… Quizás porque vivimos en una sociedad opulenta, cuya industria agroalimentaria es la principal causa de desertización y destrucción de ecosistemas en el planeta, pero que mueve miles de millones, y en la cual además, las principales enfermedades que acosan a su población son la diabetes, obesidad e hipertensión (lo cual afecta directamente, y en positivo, a otra de las mayores industrias de nuestro planeta con una capacidad de influencia política y económica sin parangón; la industria farmacéutica), decir que el sol y la luz nutren, raya la blasfemia… Y fácilmente podrá ser tildada una perspectiva similar de espiritualismo (es decir, falso por definición bajo cánones científicos), cuando no de sectarismo.

Lo cierto es, que hemos de abrir nuestras mentes y escuchar y acoger sin prejuicios nuevas perspectivas y prácticas, para poderlas someter a un juicio científico. Personalmente siempre primé el saber antes que el conocimiento, y estos saberes merecen ser compartidos, para lograr una mayor consciencia acerca de lo que somos y cómo nos cuidamos.

Os animo a echarle un ojo a estos aspectos alternativos de la nutrición que desarrolla mi gran amigo Nuño en su post. Como mínimo, os resultarán interesantes y os enriquecerán.

Anuncios

Tragicomedia del day a day

Pongámonos en situación:

Vas andando por la calle, tras una semana de lluvia el sol brilla en lo alto de un cielo azul absolutamente despejado. Es por la mañana, pero no pronto, con lo que estás bien despierto, feliz, observando el buen humor de la gente que se tumba en las florecidas praderas verdes en manga corta… casi flotas en vez de andar, y de repente, a lo lejos divisas una chiquilla con un chaleco rojo…

Vas rodeado de un montón de gente, no tiene porqué pararte justo a tí… “Pues no habrá gente en la calle ni na” piensas.

A medida que te vas acercando, vas viendo como se acerca a la gente y ésta, sin mirarla, incluso con gestos de desagrado, ignoran su presencia como si fuera poco menos que una hormiga…

Piensas: “joe… ojalá fuera ese chico agradable que la escucha con una sonrisa en la cara, la dice que le interesa más ella que lo que le está contando, y mantiene una conversación humana normal y corriente con otra persona que las está pasando putas y le alegrara el día…”

Que putada que me apetezca una puta mierda pararme a hablar con nadie, se está demasiado a gusto andando y pensando en mis vainas.

Mientras mi cabeza le da vueltas a estas cosas me voy acercando a ella, e inevitablemente, la miro mientras pienso… con lo que no tardamos en cruzar nuestras miradas.

En seguida me doy cuenta del peligro que corro, ha fijado un objetivo, en cuanto me mostré ligeramente vulnerable vio una presa débil, fácil. Con terror observé como ignoraba a todos los que pasaban a su lado… faltó que una persona se parara a preguntarla por lo que hacía y ella le diera una bofetada sin desviar la vista de mí para mayor dramatismo.

Me esperaba pacientemente, con su carpetilla llena de papeles en el pecho, cruzando los brazos, con una sonrisa malevola de satisfacción… era una araña y yo había caído en sus redes, tejidas con falsa lástima y compasión.

Pronto, mi cerebro se puso a mil por hora buscando formas de esquivar mi terrible destino… miré a los lados, una carretera de 4 carriles, dos en cada sentido, a mi derecha, una enorme pared a mi izquierda… ¡ya podría ser yo la araña cojones! Volví a mirar la carretera tenía un tráfico intenso en aquel momento…

Me paré en seco a fingir que me ataba los cordones para ganar algo de tiempo.

Ante una imagen tan absurda pronto empecé a darme cuenta de las extrañas miradas que me echaban los viandantes… con lo que aparte de sentirme estúpido apenas gané tiempo de pensar en la desgraciada situación que se avecinaba.

Me levanté torpemente y continué andando muy despacio, evitando su profunda mirada… pero sabiendoo que no me perdía la pista.

El orgullo me impedía darme la vuelta, ¿quién era ella para decirme por dónde andar? ¡NO! Este es mi camino, me apetece andar por aqui.

Pero que pereza de situacion, ¡si yo solo quería dar un pasei apaciblemente! Maldije mi suerte y continué andando…

Volví a mirar a la carretera… ¿¡esque no hay un puto semáforo en esta ciudad!? Estaba a escasos metros de ella, y ella había comenzado a acercarse a mi… ya distinguía el logo, ¡una ONG! Justo lo que necesitaba… un componente de coacción moral para facilitarme la tarea de la disuasión.

Mil opciones se me presentaban: empezar a correr y esquivarla como en un polis y cacos, hacerme el extranjero árabe que no entiende ningún idioma (pero ni papa de árabe, me quedaría vendido a la primera de cambio), fingir un infarto (pero se descubriría el pastel enseguida)… al final opté por lo única opción que me quedaba.

Como en un abrir y cerrar de ojos giré 90° a mi derecha y me lancé de cabeza a la carretera afrontando con dignidad y valentía mi muerte, atropellado, aplastado contra el asfalto.

¿Hubiera estado guapo que no? En mi imaginación era una salida de 10, directo al estrellato de imbéciles que consiguieron evitar su destino, un final tan dulce comparado con el amargor que me inundaba todo mi ser cuando oí su: “¡Buenos días! ¿Tienes un minutito? Trabajo para…”

Me empezaron a pitar los oídos… hasta el maravilloso día del que disfrutaba se había tornado gris. Con los puños apretados, lleno de una cólera incontrolabe la grité: “¡A la mierda!”

¿Que tambien hubiera sido lo suyo no? Hubiera estado guapo, pero no…

Me quedé sonriendo (con cara de gilipollas) y escuchando (atentamente además) los 12 minutos (3 horas en cuando a sensación temporal) que me tuvo allí contándome desgracias. Y gilipollas hasta la médula de mi, cuando parecía que el suplicio tocaba a su fin, ¡cojo y le hago una pregunta! ¡Toocate los huevos! Osea, 15 minutos más (que suman un total de 7 horas y media percibidas) que me tiré ahí siendo devorado por esta astuta araña, que aguarda pacientemente a que los mosquitos mas imbéciles de la naturaleza caigan en sus redes.

Yo, una historia de una víctima más de la selección natural.

Klaek Wiggin

EN LA CUMBRE

I

 

Ven, niño, ven, yo quiero

llevarte por la mano,

de los vecinos montes

hasta los picos altos;

no en ti haga el miedo presa,

ni te inquieten cuidados,

que yo, cuando vaciles,

solícito me encargo

de hacer las sendas suaves

y enderezar tus pasos.

Tú salvarás conmigo,

yendo los dos despacio,

gargantas y pendientes,

declives y barrancos,

y cuando ya en la cima

nos encontremos ambos,

podrás, entre tomillos,

hallar dulce descanso.

Tiende la vista, y miren

tus ojos asombrados,

este maravilloso,

magnífico espectáculo

de lontananzas mudas,

de exuberantes campos,

de frutas y de nieves,

de rosas y de nardos

de transparentes cielos,

de ambiente rico y sano

que es a la sangre nuestra

lo que la savia al árbol,

riquezas y energías,

vigores y entusiasmos.

Pues todas estas cosas

que a ti te admiran tanto,

que galas son arriba

y adornos son abajo,

Dios las creó, y al hombre,

su amor por él probando.

hízole rey de un mundo

tan hermoso y tan vasto.

Para ti hizo las aguas

y la luz de los astros;

por Él también te brindan

los trigales sus granos,

sus mieles las abejas,

su música los pájaros,

las flores su perfume

y el céfiro su halago;

y tú ¿sabes ¡oh hermoso!

lo que Él desea a cambio?

Desea que le pruebes

que le amas, con tus actos.

Ya ves qué poca cosa

te pide el Soberano,

el que es de tu existencia

guardián y señor y amo.

Piensa que lo que Él pide

no debes tu negarlo

y que según le sirvas,

así te dará el pago.

¿Y si tú fueras yo?

Es curioso como cuando me pongo en tu piel, cuando te imagino en mi, y a mi en ti, pienso en lo radicalmente diferente e igual que sería esa experiencia.

Yo, como tú, me vería en retrospectiva para con mi historia, mis vivencias, aquello que me conforma, me ha enseñado y me ha hecho ser como soy. Experiencias diferentes, marcos conceptuales y esquemas culturales inequiparables, diferentes trayectorias y trayectorias infinitas que nunca llegamos a seguir al tener la nuestra propia.

Todo este universo de ser, y no ser, está en ti y en mí, la condición de alteridad en nosotros es por tanto exactamente igual, en tanto que seguimos percibiendo al otro como lo que es: el otro. Y nosotros a su vez nos vemos en el otro, extraño.

Una de las condiciones fundamentales, esenciales e inherentes a la vida, es la relación entre seres, que, de un modo u otro, no es sino comunicación entre ambos, a veces de formas que no llegamos a comprender.

Dado que la relación es inevitable, y es condición necesaria para la supervivencia ¿Qué propósito más loable hay que buscar construir en esa relación una interdependencia sana?

En esta relación que mantenemos, existe una interdependencia, y por ende una serie de intereses que queremos ver satisfechos.

Cuando el interés de ambos es el de mantener una relación cuya dependencia recíproca sea equivalente, acorde a las circunstancias de cada cual, encontraremos la ansiosamente buscada armonía que nos llevará a la satisfacción.

¿Y si tú fueras yo? Yo sería tú, y en tanto que vivamos acordes a estas máximas, sería un cambio tan inocuo, tan magníficamente indiferente, que tendría que responderte: Yo ya soy tú, y tú ya eres yo… ¿Acaso no somos ya nosotros en nuestra relación?

El yo con el ‘tigo’, y el tú con el ‘migo’, por mucho que pueda parecer que es tú+yo, dos seres que por sentido común no pueden fusionarse, es en realidad una construcción de la alteridad, no en el otro, sino en uno mismo.

Es por esto que digo: si nos construimos, y somos quienes somos, en tanto que nos relacionamos con la otredad, ¿No somos eminentemente iguales, precisamente en aquella parte que trata de levantar fronteras entre nosotros?

La moraleja de esta divagación: Con cada relación, ya sea con otras personas, animales, plantas, piedras, un barrio, un pueblo, lo que sea… estás formándote como persona, construyendo una identidad. Cada oportunidad que pierdas de entablar una relación, estás perdiendo la oportunidad de ser una persona más completa, más íntegra, sabia. Que no te guíen el miedo, la desconfianza y la inconsciencia, tienes más en común de lo que crees con el otro más otro que puedas imaginar. Y como coletilla final que quizás haga a más de uno volver unos párrafos arriba…

¿Quién es más otro que uno mismo? La relación con el otro empieza por relacionarte contigo mismo, conocerte y al final, amarte.

Klaek Wiggin

4 alimentos que faltan en tu dieta — Vida en movimiento

Esto está directamente aunado a nuestra historia como criaturas de la Tierra. Entender mejor la razón tras la necesidad de estos alimentos nos ayudará a implementarlos con honor y satisfacción. Adentremonos pues en las entrañas del pasado. Miles de años atrás, el ser humano surcaba tierra y agua buscando recursos para sobrevivir y asegurarse estar […]

a través de 4 alimentos que faltan en tu dieta — Vida en movimiento

Amigo, compañero y hermano. Una persona sabia hecha a la vida pasada, de esas personas que son un anacronismo y un sincronismo sin resolver. Plenamente dedicado a mostrarnos el potencial que todos nosotros tenemos en condición de humanos, nuestro cuerpo, su cultivo, cuidado y desarrollo, la herramienta para dar lo mejor de nosotros mismos en todos los ámbitos de nuestra vida. La motivación subyacente, no podía ser otra que el amor.

Reflexiona desde una perspectiva holística que abarca una infinitud de aspectos de nuestra cotidianidad que a priori, puede parecernos que nada tienen que ver con nuestro cuerpo o con nuestra salud, pero que en realidad, son grandes condicionantes de los mismos, e incluso diría, determinantes.

Os animo a todos a visitar y leer algunas de sus magníficas entradas. Aquellos que queráis saber un poco más acerca de vuestro cuerpo, sus capacidades y limitaciones, su potencial, las limitaciones y problemas ante los que se enfrenta hoy en día, cómo cuidarlo y hacer de él una verdadera máquina adaptada a cualquier entorno, así como ver todas las implicaciones que tienen estas cuestiones y nuestros hábitos en nuestra mente, emociones y sentimientos, unido todo ello a una filosofía de vida, este es vuestro blog.

Es, en definitiva, y concebido de la manera adecuada, el comienzo de un camino al autoconocimiento.

EL GUSANO DE SEDA Y EL CERDO

XXXII

 

Un señor que vivía

bajo el radiante sol de Andalucía

y contaba en su hacienda por millares

limoneros, naranjos y olivares,

quiso dar nuevo giro a su moneda,

y pensó en el cultivo de la seda.

Claro está que podía fácilmente

encontrar en Europa la simiente

del industrioso, productor gusano;

pero por imitar a Justiniano,

de quien era entusiasta verdadero,

a un padre misionero

que iba a extender de Cristo la doctrina

por el remoto imperio de la China,

le encargó que, si al pueblo de los Seres

le llevaban un día sus deberes,

de aquel país al regresar a España

trajera la simiente en una caña.

Hízolo el Padre así, y él, entre tanto,

por disfrutar cuanto antes de este encanto,

y abrigando esperanzas lisonjeras,

plantó algunos viveros de moreras,

cuyas hojas sin cuento

sirviesen al gusano de alimento.

Una vez que logrado

hubo el precioso insecto codiciado,

comenzó su labor, y de tal modo

llegó a salirle todo,

que su fábrica al fin fue conocida

y a otras de igual industria preferida.

Tenía el tal señor en sus corrales,

entre algunas docenas de animales,

un cerdo que, envidioso

del gusano industrioso,

su odiosa suerte con furor maldijo,

y así gruñendo y hocicando dijo:

– Los bordes de lo justo esto rebasa;

yo soy el más marrano de la casa;

mas, por quien soy, que he de probar al amo

que, aunque cerdo me llamo,

puedo hacer un trabajo tan perfecto

como el que hace el insecto…

Gruñó, tornó a gruñir, lanzó bravatas,

puso a contribución las cuatro patas,

pero por más que hacía,

la esmerada labor no parecía,

y aunque el juzgaba su producto bueno,

era tan sólo despreciable cieno.

“Nunca falta en el mundo un hombre vano

que queriendo imitar a este gusano,

falto de gusto, inspiración y tino

sólo consigue hacer lo del cochino”.

3 Libros de George Orwell

¿Y un poco de reflexión acerca del pasado, el control y la vigilancia social, y la importancia de la memoria y recordar la historia?

George Orwell, revolucionó la historia de la novela distópica contemporánea con 1984 no por genialidad, pues está basada en una novela rusa anterior, sino por su adaptación a una gestión mucho más adecuada por parte de la superpotencia que se acababa de hacer con la hegemonía mundial; recordemos que la novela fue escrita entre 1947 y 1948 y publicada en 1949. Una novela apasionante que nos habla acerca del control social a través de la vigilancia y el lenguaje… ¿Os suena?.

Aprovecho esta ocasión para recomendaros ver El Show de Truman, del ya ausente en los medios de comunicación convencionales Jim Carrey por cuestiones relacionadas con lo que llaman Teorías Conspiracionistas. Si la película os resulta atractiva, estoy seguro de que el libro iluminará aún más las inquietudes surgidas de la película.

Por otra parte, Rebelión en la Granja es una novela corta de unas escasas 100 páginas apta para todos los públicos, incluso para niños, pero de una profundidad absolutamente inconmensurable. ¿Alguna vez habéis pensado, u os han dicho, que para qué sirve la historia? Una vez hayáis leído esta novela, (insisto, en que en una tarde la habréis leído), entenderéis la verdadera importancia, y la fácil respuesta, a una pregunta que claramente demuestra una falta de luces como para echarse a correr. Además, la novela está cargada de otras muchas reflexiones, y por supuesto, contextualizada en el contexto belicista de la época, acercándonos a la Segunda Guerra Mundial, teniendo figuras tan abiertamente transparentes como la de los cerdos Snowball y Napoleón (Tr y St respectivamente).

Por último no diré nada acerca de la que para mí es una obra de arte, Homenaje a Catalunya, sólo os animo a leerla para que tengáis un punto de vista más amplio acerca de la problemática que parece que más preocupa de España en el escenario internacional, con el que nos bombardean día y noche y germen del surgimiento de nuevos partidos que, de no haberse gestado en un ambiente cargado de odio y polarización social sutilmente orquestada por ciertos grupos de presión, jamás hubieran visto la luz. Como colofón, decir que fue una obra prohibida durante la dictadura franquista, algo que con Fariña, ha resultado ser un factor atrayente para muchas personas.

¿Queréis saber más? Ahí lo tenéis

George Orwell-Homenaj.Catalunya

George Orwell – 1984

George Orwell – Rebelion en la granjaR1

  • El formato del archivo es PDF, los ávidos lectores que posean un EBook sin duda preferirán el formato EPub, dado que WordPress no permite la subida de archivos de este tipo, os dejo a continuación una página que permite convertir los archivos de texto a EPub que a mi me ha sido de gran ayuda: https://ebook.online-convert.com/es/convertir-a-epub ; en caso de que os dé problemas no dudéis en dejarme un comentario y me pondré en contacto con vosotras.

Acebo jazz lloras

Un rinconcito, como cualquier otro, no tiene nada de especial, pero es tan especial…

A veces, no sabes porqué, un lugar se te presenta radicalmente singular. Esa singularidad no emana de una percepción distorsionada, sino de la percepción más fidedigna de la realidad, de aquella que da cuenta de la unicidad simple y maravillosa de las cosas. Una percepción libre de conceptos que nos permite sentir que somos parte del bello orden universal.

Una sensación del todo reconfortante para cualquier persona, pues en esa simple unicidad de las cosas que dota de una esencia perfectamente funcional al orden natural, encuentras la plenitud espiritual. Un momento de revelación – que tantas veces ha sido relacionado con la religión, y no en bano, pues si ha de definirse ha de ser en términos divinos – en el que verdaderamente sientes la felicidad de la existencia, el existir por existir, de poder ser esa infinitésima parte de lo que en el pasado se llamó Dios.

Pero como vino, se fue… Y te das cuenta de la transcendental banalidad de lo que has vivido en el momento en que te percatas de que aquellas sensaciones libres de conceptos, en las que sientes ser uno con el todo, por su propia naturaleza, no pueden ser transmitidas.

Momentos que atesoras en lo profundo de tu mente y que quedan sepultados bajo un manto de recuerdos infinitos, enterrados por la necesidad de recordar cosas prácticas que nos sirvan en el día a día. Nunca olvidas donde guardaste el mapa del tesoro que te guiará hasta ellos, tratas de aferrarte a él, deseando otro momento de lucidez que te ayude a desencriptar su contenido, mas el lenguaje que necesitas para ello, es el tesoro que buscas.

 

Klaek Wiggin

El camino

¿Porqué el camino ha inspirado tantas reflexiones, tantos pensamientos, tantas evocaciones?

Lo bonito del camino no es el comienzo, cargado de ilusiones, expectativas y deseos. Ni tampoco es la meta, crisol de la recompensa por el esfuerzo, cumplimiento de los deseos iniciales y cierre del ciclo de decisiones que te llevaron a seguir el camino.

Lo bonito, lo mágico del camino, es el camino en sí mismo, puesto que el camino es, en esencia, proceso. Es una metáfora de nuestro existir en el mundo: nacemos, vivimos y morimos. Quién sabe las razones por las que vinimos a este mundo… No son más que ilusorias evocaciones de nuestras reflexiones acerca de porqué nos hayamos andando este camino.

Lo que es seguro, es que nacer nunca estuvo en nuestra mano, y si bien podemos elegir nuestra muerte, no podemos elegir su significado, pues no depende de nosotros; la muerte no es más que aquella parte del camino en la que te sientas, cansado de andar, a descansar, para comenzar de nuevo a andar.

¿El sentido del camino?

¿Existe un sentido?

El camino se tuerce, sube y baja, se da la vuelta… en realidad, cambia de sentido a cada paso que damos, pues el verdadero sentido del camino es múltiple, variado, diverso, infinito… Buscar su sentido en su inicio o en su fin es reflejo de la triste agonía que es la vida del caminante.

Si existe un sentido, no se encuentra, ni más ni menos, que en las huellas que dejamos en ese camino que quizás, y sólo quizás, siga el que viene detrás.

Siendo así… ¿Mejor elegir sabiamente nuestros pasos verdad?

Klaek Wiggin

3 Libros de Franz Kafka

Franz Kafka, escritura oscura pero terriblemente iluminadora, desesperante y muy adictiva.

Me gustan los ensayos, y a la hora de formar una mente en conocimientos, creo que es el género más adecuado para tal fin. Pero, obviamente, presenta una serie de inconvenientes, y hablaré aquí sin tapujos y haciendo una generalización que pretende incluir al máximo de lectores posibles aún cuando no me encuentre enteramente de acuerdo con esta mayoría: El género de ensayo puede resultar aburrido, difícil de entender, largo y tedioso de leer aunque comprendas, y sobre todo, carece de esos recursos artísticos, metafóricos, que nos hacen identificarnos con lo escrito y a fin de cuentas, disfrutar de leer.

Y es que una persona sabia no se hace depositando en ella muchos conocimientos, sino procurando que en su desarrolla sepa aplicar y desenvolverse hábilmente con los conocimientos que posee. Es por esta razón que considero la literatura de novela, un excelente recurso en la formación de personas sabias… Cuando te mueves en ambientes académicos, copados por un intelectualismo pedante, acabas asqueado de la petulancia pomposa de algunos que pretenden impresionar con retahílas de conceptos incomprensibles. No serán éstos a quienes llame yo inteligentes… pues demuestra cierta torpeza hallar el valor de la prosa en hacerla opaca al entendimiento en vez de en hacerla sencilla y bonita. Hijo de mis circunstancias, me frustra hallarme tantas veces entre estos torpes…

Poco a poco, y no sin esfuerzo, trataré de emplear diferentes registros lingüísticos y de iniciarme en la novela… por el momento sólo me queda por reconocer la maestría en el arte de la escritura a este titán que tan bien retrató diferentes aspectos de su sociedad, aspectos en los que nuestra sociedad se han profundizado y hecho, en algunos casos, omnipotentes. Un ejemplo claro de sabiduría, es contar, como hace Kafka, las cosas de manera en que todo el mundo pueda entenderlas, sin perderse en detalles que en realidad son irrelevantes para la reflexión que quiere que hagamos… Te presenta una historia absolutamente descontextualizada (aparentemente), no sabes muy bien cuándo es, ni dónde es… sólo sabes lo que tienes que saber para entender aquello que se pretende que entiendas.

Me encanta poder decir: Sencillamente magnífico.

kafka-franz-el-proceso

Franz Kafka-El castillo (ilustrado)

FranzKafka.Cuentoscompletos

  • El formato del archivo es PDF, los ávidos lectores que posean un EBook sin duda preferirán el formato EPub, dado que WordPress no permite la subida de archivos de este tipo, os dejo a continuación una página que permite convertir los archivos de texto a EPub que a mi me ha sido de gran ayuda: https://ebook.online-convert.com/es/convertir-a-epub ; en caso de que os dé problemas no dudéis en dejarme un comentario y me pondré en contacto con vosotras.